Orquídea

  • por
orquídea

Familia de plantas monocotiledóneas pertenecientes al orden de las ginandras. Muchas de las numerosísimas especies de esta familia crecen en climas tropicales y subtropicales y son muy apreciadas por el perfume y la belleza de sus flores, por lo que se suelen cultivar en invernaderos para fines ornamentales.

En su mayor parte son plantas epífitas o semiepífitas que crecen en los troncos y ramas de los árboles de los bosques tropicales, mientras que la orquídea de las regiones templadas y montañosas frías, son terricolas.

Las flores son de estructura alada y su perigonio consta de seis pétalos, de los cuales dos están reunidos en la parte superior e interna formando la gálea, tres se dirigen hacia arriba, más o menos separados, y el sexto, diferente de los demás, forma en la parte inferior el llamado labelo. Las dimensiones, colores y forma de este último, son característicos en las diversas especies de orquídeas.

Cada flor tiene, además los órganos masculinos y femeninos reunidos en un solo cuerpo columnar, llamado ginostemo, que suele terminar en un rosetón carnoso; el polen no es pulverulento, sino que se presenta aglutinado en masas con forma de porra que se adhieren mediante su base gelatinosa a la cabeza de los insectos, realizándose así la polinización de las flores posteriormente visitadas. Otra característica interesante de muchas orquídeas, especialmente de las exóticas es la necesidad que tienen para completar su ciclo vital, de una micorriza endotrófica que colabore en simbiosis en el desarrollo de su semilla, la cual en el momento de dispersarse, carece de albumen y tiene apenas esbozado el embrión.

orquídeas

Casi todas las especies cultivadas pertenecen al género Cattleya, cuya flor, con el labelo en forma de embudo, muy amplio, y de color generalmente distinto del de los demás pétalos, posee gran valor ornamental.

También entre la flora montaña y submontaña se encuentran pequeños y bellos ejemplares de orquídeas que crecen en los prados, en los pastizales y en los bosques, y suelen florecer de junio a julio. Son siempre terricolas, de raices generalmente tuberculosas y sus pequeñas flores se reunen en espigas terminales mas o menos densas, cilíndricas o irregulares.

Entre ellas se pueden citar el Pan de Cuclillo, de flores color purpura oscuro; la llamada vulgarmente concordia de flores color lila claro y hojas con manchas negras características; la Zapatilla de la Virgen cuya única flor de color purpura oscuro, tiene un labelo amarillo con estrias purpúreas; Cypripedium Guttatum, de Canadá, de flores rosadas o blanquecinas con pintas rojas; Cypripedium Pubescens, Orquídea alpina con flores de tépalo superior purpúreo en el envés; Nigritella Nigra, de flores violaceopurpúreas con un fuerte olor a vainilla; Ophrys Arachnites, cuyo labelo aterciopelado se parece al abdomen de una araña, y Ophrys Apífera, cuyas flores de orquídea blanca rosadas poseen un labelo aterciopelado y concavo, negro con manchas amarillas: esta combinación de colores la hace en todo semejante al abdomen de una abeja.

Quizás te interesen estos artículos:

👉 Plantas venenosas

👉 Clusia Rosea

Cómo cuidar una orquídea

Los cuidados de una orquídea son varios y hay que tenerlos muy en cuenta porque es fácil que se nos eche a perder esta flor de manera muy rápida, pero siguiendo los consejos de cómo cuidar una orquídea que te proponemos a continuación, podrás tener tu orquídea siempre impoluta.

TEMPERATURA:

recomendada para las orquídias cymbidium, en especial las que provienen de regiones tropicales y subtropicales pueden sobrevivir aún a prolongadas exposiciones de 7 ºC, ya que están adaptadas a una vida en altas elevaciones donde el clima puede ser bastante frío aun en el trópico.

Las Cymbidium pueden sobrevivir temperaturas extremas que matarían a la mayoría orquídeas tropicales. Hay ejemplos de orquídias Cymbidium que han sobrevivido en jardines donde la temperatura cae a -2.2 ºC por varias horas durante las mas frías noches de invierno. Esto sin embargo no es ideal y la escarcha puede causar daños severos aun a estas pequeñas plantas resistentes. Las flores y espigas nunca deben ser expuestas a temperaturas más bajas que 1.7 ºC.

ILUMINACIÓN:

de preferencia colocarlas en macetas donde reciban un suave sol de la mañana y la tarde mientras están ocultas de los intensos rayos de sol del medio día. Una orquídea Cymbidium con hojas amarillentas está probablemente siendo expuesta a demasiada luz intensa de sol. Las hojas que se hacen mas oscuras de lo normal es señal de que esta recibiendo poca luz.


CUIDADOS Y REGADOS:

Muchas de las orquídeas Cymbidium no crecen fuertes ya que se les ha dado demasiada o por el contrario muy poca agua. Es difícil dar recomendaciones generales ya que la cantidad y frecuencia ideal depende de los factores de humedad, del aire y temperatura del cuarto donde se mantienen las Cymbidium. Si el clima es templado donde el aire interno es bastante seco es un buen comienzo. Un medio demasiado húmedo no es recomendado, pero dejar que las orquídeas se sequen demasiado puede causar problemas también.
NUTRIENTES:

Un dueño prospectivo de las orquídeas Cymbidium idealmente debería comprar dos tipos diferentes de fertilizantes: altonitrógeno (25-9-9) y  bajo-nitrógeno (6-25-25). El fertilizante de bajo-nitrógeno debe ser usado desde agosto hasta finales de enero y el fertilizante de altonitrógeno durante el resto del año. Para la mayoría de marcas una cucharadita de fertilizante por mes sería lo ideal. No fuerce la alimentación de las orquídeas Cymbidium de nutrientes en una grande y única porción cada mes, ya que esta es una forma innatural de obtener los nutrientes para las orquídeas.

orquídeas

Cómo cultivar orquídeas

Las intensidades de luz utilizadas tanto para cultivo de semillas como para cultivo de meristemas yemas van desde la oscuridad hasta los trescientos Lux, por norma general logrados con fluorescentes y de vez en cuando complementados con lámparas incandescentes. El mejor premio que podemos percibir al cultivar una orquídea, es sin ningún tipo de dudas cuando ésta florece.


Las especies ornamentales a las que deseamos referirnos tienen cuidados afines (por tener exactamente la misma carga genética), en este género de especies hay una enorme diversidad de plantas repartidas por todo el planeta (muchas no ornamentales) que pueden ir desde especies de pocos centímetros de altura hasta variedades de plantas de la familia de las orquídeas de muchos cientos y cientos de kilos, como el género Grammatophyllum en las orquídeas epífitas.

Entre los principales aspectos que se debe tomar en cuenta en el momento de cultivar orquídeas es el sitio, en donde es clave examinar los niveles de temperatura, pues no todas y cada una de las especies de orquídea se amoldan igual al tiempo.

Cómo cultivar orquídeas

Los Oncidiums, Cymbidiums y Dendrobiums como las orquídeas nativas argentinas están entre las orquídeas más fáciles de cultivar. Todas las unidades que componen el titulado en cultivo de orquídeas, tanto en su contenido como en su secuencia, han sido cautelosa, estricta y minuciosamente estructurados y listos para asegurar una simple y veloz asimilación de los conceptos y hechos dados. Ciertas personas tratan de cultivar estas orquídeas montadas en los leños de los arboles de su jardín.

Una vez puesto el sustrato húmedo en el recipiente hermético, procederemos a espolvorear con ayuda de un colador muy fino; sobre la superficie del sustrato, una ligerísima capa de humus polvo de raíces de orquídeas secas y molidas. Otro género de epífitas de cultivo accesible es el Phalaenopsis. Asimismo se puede multiplicar, como el resto orquídeas, por cultivo in vitro de semillas y de meristemos.

Como primera medida podemos proponernos cultivar especies resistentes a plagas, para después aplicar de tanto en tanto tratamientos precautorios de tipo orgánico. Un buen cultivo minimiza el peligro de aparición de enfermedades. Es conveniente cultivar con partículas gruesas, libres de polvo, que faciliten el drenaje y la ventilación en las raíces.

En gran medida, la belleza, color, fragancia y forma de las flores se debe a una compleja evolución que se ha amoldado a la medida de las preferencias de los insectos de los que dependen para seguir reproduciéndose. Se dividen las plantas que han estado múltiples años en cultivo para flor cortada, cuando resulta necesario renovar la plantación mudar de pluralidad.

La Phalaenopsis es famosa como la “orquídea mariposa” y es exageradamente popular entre los iniciados en el cultivo; el género Dendrobium contiene en torno a mil doscientos especies de orquídeas y es la epífita tradicional de las orquídeas.

Orquídea Phalaenopsis

Las flores orquídeas son algunas de las plantas de interior más comúnmente cultivadas. Siempre que tengan condiciones de cultivo adecuadas, no es difícil el aprender cómo cuidar de las plantas de flores orquídeas. Sigue leyendo para obtener algunos consejos para el cuidado de orquídeas en interiores.

El cuidado de plantas de orquídeas en interiores es fácil una vez que aprenda cómo hacerlas crecer adecuadamente. Las orquídeas se pueden encontrar en una gama de colores y tamaños dependiendo de la variedad. Son excelentes plantaciones de que dan personalidad a casi cualquier decoración del hogar. Las orquídeas requieren poco cuidado una vez que todas sus necesidades básicas se satisfacen tales como la luz, la temperatura y la humedad.

La mayoría de las orquídeas requieren condiciones de tierra húmeda pero bien drenante. Hay varios tipos de sustratos de cultivo que se puedes utilizar con las orquídeas: Plantas de secoya o corteza de abeto, sphagnum musgo de turba, rocas, corcho, carbón, arena, tierra para macetas, etc. Una mezcla básica para el cultivo de flores orquídeas consiste en perlita gruesa corteza de abeto, y el musgo Sphagnum.

También puedes añadir carbón, pero esto es opcional. Generalmente, el grado de corteza a añadir es dependiente del tipo de orquídea. Por ejemplo, las orquídeas phalaenopsis se crecen generalmente en la corteza gruesa, catleyas en la corteza media y plantas jóvenes de orquídeas se cultivan mejor de corteza fina.

Las flores orquídeas requieren siembra superficial. Coloca las orquídeas en dirección este a orientada al sur de la habitación, a ser posible frente a una ventana. Estas plantas prefieren la luz brillante, indirecta. La luz insuficiente resulta en una mala floración. Sin embargo, el exceso de luz puede provocar quemadura de la hoja.

La temperatura también es importante para el cuidado de las flores orquídeas en interior. Mientras que las orquídeas toleran variaciones de temperatura más frías o más cálidas durante todo su período de crecimiento normal, estas tienen que ser de cómo máximo de unos 15 grados más fresco en la noche que durante el día para poder florecer suficientemente.

Se pueden plantar en cualquier época, siempre que se mantenga una temperatura media de interior de casa.

Cuidados básicos de las orquídeas

Las orquídeas necesitan mucha agua, pero se debe permitir que se seque un poco entre riegos. Una forma de comprobar si el riego es por meter el dedo unos centímetros en la tierra. Si está seco, darle un poco de agua; de lo contrario, dejarlo que se seque un poco más.

Las Plantas de orquídeas de interior también necesitan una humedad media de aproximadamente un 60% en el ambiente. Hay varias maneras de aumentar la humedad en tu casa. Coloque un plato lleno de agua o en la bandeja de guijarros debajo de las plantas o utilizar un humidificador.

Debes fertilizar las orquídeas semanal o quincenalmente, mientras que están produciendo un nuevo crecimiento y disminúyelo a intervalos mensuales o bimensuales, una vez que maduran. Debes suspenderlo por completo una vez que las plantas queden en estado latente.

Otros consejos para el cuidado de las flores orquídeas

Pueden requerir el trasplante, que normalmente se realiza cada dos años. Si sus orquídeas repente dejar de floración, pero tienen luz adecuada, la temperatura y la humedad, entonces el trasplante puede ser necesario.

También hay que tener un ojo atento para detectar signos de plagas o enfermedades. Las flores orquídeas son ocasionalmente afectados por cochinillas, escala y pulgones. Estos por lo general se pueden eliminar fumigando la planta con espray insecticida.

Cómo cuidar una orquídea

TEMPERATURA

Pueden llegar a soportar temperaturas de menos de 7ºC pero no es recomendable exponerlas a temperaturas tan baja

Iluminación

Puede recibir rayos directos del Sol, pero solo por la mañana a primera hora y por la tarde, nunca cuando el Sol está arriba del todo, los rayos son más intensos

Cuidados y regados

Si el clima es templado donde el aire interno es bastante seco es un buen comienzo. Un medio demasiado húmedo no es recomendado, pero dejar que las orquídeas se sequen demasiado puede causar problemas también.

Nutrientes recomendados

dos tipos diferentes de fertilizantes: altonitrógeno (25-9-9) y  bajo-nitrógeno (6-25-25).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *