Las 35 mejores plantas de interior

La gran recopilación de las 35 mejores plantas de interior que puedes ir comprando desde YA.

Plantas ZZ

Las plantas ZZ requieren menos agua que muchas plantas, por lo que si eres de los que se olvida de regar con facilidad (en lugar de regarlas en exceso) le irá bien esta. Prosperará con luz brillante e indirecta, pero también puede tolerar la luz baja si tiene un lugar poco iluminado en casa en el que desea tenerla.

Planta de café

Una pequeña planta de café arábica no podrá cubrir su hábito cafetero, pero las plantas de café son hermosas y sencillas de cuidar, y puede que obtenga suficientes granos de vez en cuando para tostar y preparar su propia taza. Si se secan demasiado, se lo harán saber: verá que las hojas se pondrán de forma muy caídas, pero con tan solo darles un poco de agua de nuevo, volverán a su postura normal. A las plantas de café también les gusta la luz indirecta media.

Aglaonema roja

Esta planta no sólo tiene unos bonitos tallos y hojas de color rosa brillante incluso rojos en alguna ocasión, sino que además es muy fácil de cuidar. Crecerá con luz baja, moderada y brillante, pero probablemente notará más color cuando se cultive con luz media. Es una planta indulgente, así que si se olvida de regarla de vez en cuando, no se lo tendrá muy en cuenta.

Plantas de caucho

Como la mayoría de las otras plantas de interior de esta lista, la planta de caucho requiere luz brillante e indirecta. Sólo debe regarla cuando la tierra esté seca. Las plantas de caucho tienen la ventaja añadida de ser uno de los mejores purificadores naturales del aire que existen. Colóquelas cerca de su zona de descanso habitual para disfrutar del aire fresco y renovado.

Cordón de perlas

Tendrá rápidamente largos hilos de perlas si deja esta planta en una luz brillante e indirecta con suficiente agua para mantener la tierra constantemente húmeda. Ponga la suya en una maceta colgante que permita que la planta caiga en cascada por los lados, de esta manera queda mucho más bonita que si la tenemos apoyada sobre alguna superficie.

Pilea

El sol brillante e indirecto es ideal para esta planta de interior, pero tenga cuidado con los riegos: Requiere un enfoque de “empapar y secar” (regar a fondo y luego dejar que la tierra se seque) junto con nebulizaciones semanales. Las inusuales hojas redondas de la pilea causan una impresión dramática, por lo que es mejor mantener la maceta sencilla, descubre tu macetero ideal.

Higos de hoja de violín

Lo ideal es una luz brillante e indirecta. Riegue esta planta sólo cuando la pulgada superior de la tierra esté seca. Colóquela en una esquina para crear un punto focal dramático.

Planta Corazón

Esta adorable plantita con forma de corazón, también conocida como Hoya kerrii, puede venderse como planta de una sola hoja o como planta entera de arrastre. En cualquier caso, es fácil de cuidar. Es una suculenta que necesita muy poca agua, y se desarrolla mejor con luz brillante y directa; considérela una pequeña adición perfecta para el alféizar de su ventana.

Anthurium

Conocida por sus flores cerosas en forma de corazón con un estambre prominente en el centro, esta planta necesita ser regada cada una o dos semanas con un abono ocasional, por lo que no son de bajo mantenimiento, pero tampoco de alto mantenimiento, el anthurium es perfecto para ir subiendo nuestro nivel plantil.

 

Ave del Paraíso

Deje que esta planta crezca en un lugar luminoso y soleado y sin duda florecerá, pero también puede soportar niveles de luz más bajos. Evite regarla en exceso, y deberá abonarla a menudo en primavera y verano, pero por lo demás es bastante sencilla de manejar.

 

Plantas serpiente

La luz indirecta es ideal para estas plantas, junto con riegos ligeros que tengan lugar sólo después de que la tierra se haya secado completamente. Coloque su planta de serpiente en una maceta elevada para añadir interés a un rincón vacío de su vestíbulo, de la entrada o de la sala de estar.

Begonia

Al igual que el aloe y las plantas de kalanchoe, las begonias necesitan que su tierra se seque completamente entre riegos. Curiosamente, esta planta incluso responde bien a la luz fluorescente, por lo que puede meterla incluso en la oficina.

 

Planta de caña de yuca

Las plantas de yuca crecen mejor con luz brillante e indirecta -demasiado directa, y sus hojas podrían quemarse- y seguirán creciendo con poca luz, sólo que a un ritmo mucho más lento. No requiere mucha agua, y sabrá que tiene sed comprobando si la mitad superior de la tierra está seca. La nebulización ocasional tampoco puede hacer daño. Es una planta muy agradecida que a poco que la cuidemos crecerá unos cuantos centímetros del tirón.

Kalanchoe

Un perfecto potenciador del ánimo en la cocina, la baja humedad es amiga de esta planta, que incluso florecerá en invierno. Riegue a fondo y déjela hasta que la tierra se seque.

 

Calatheas

Opte por la luz solar indirecta (demasiado directa y el color de las hojas se desvanecerá) y por un suelo uniformemente húmedo que no esté ni mojado ni seco. Para lucir el colorido de las hojas, elija una maceta blanca para esta planta.

 

Plantas de aire

Aunque estas plantas crecen en cualquier lugar (pero la luz brillante e indirecta es la mejor), tiene que remojarlas en agua una vez a la semana durante al menos 10 minutos. Además, son el complemento perfecto para cualquier terrario. También hay muchos tipos diferentes de plantas de aire, lo que es estupendo si le gusta que sus pantalones tengan variedad.

 

Higuera llorona

La luz brillante pero indirecta es lo mejor para esta planta, que la gente suele poner en los espacios comunes de sus casas, como el salón. Riéguela cada pocos días para mantener la tierra húmeda en todo momento. Como esta planta está llena y tiene muchas hojas, opte por una maceta sencilla y blanca.

 

Lirios de la paz

Esta planta famosa por tu flor blanca, sobrevive de maravilla con una luz media o baja y sólo necesita ser regada cuando la parte superior de la tierra está seca. Combine la forma orgánica de las hojas con una maceta moderna, de esta forma el lirio de paz lucirá siempre de gala.

 

Filodendros de hoja partida

Una luz brillante e indirecta, y una humedad uniforme, permiten que esta planta prospere.

 

Helecho espárrago

Lo mejor es la luz indirecta y también debe darles mucha agua, teniendo cuidado de no saturar demasiado la tierra. Cuelgue la maceta de un moderno soporte de macramé o plántela en una cesta tejida para darle un toque boho.

 

Plantas de jade

Estas plantas sólo requieren una luz media durante unas horas al día y riegos cada pocos días

después de que la tierra se haya secado por completo. Para ayudar a que las hojas de color verde intenso con puntas rojas de esta planta destaquen, colóquela en una maceta que sea igual de vibrante y llamativa.

Cactus

Estas plantas prosperan con luz natural y sólo hay que regarlas una vez a la semana durante la primavera y el verano y cada tres semanas durante el otoño y el invierno. Compre un cactus grande, o compre una variedad de pequeños y plántelos juntos en un colorido terrario para crear un sencillo centro de mesa.

 

Alocasia

La experta en plantas Jen Stearns llama a la planta de alocasia una opción “realmente vistosa” que presenta tallos definidos con una hoja en cada tallo, pero que tiene muchas variaciones (algunas hojas tienen venas gruesas y blancas, mientras que otras parecen rayas). Les gusta secarse entre riegos y también requieren algo de nebulización.

 

Helecho espinoso

Una luz baja o media y una humedad moderada mantendrán a su cuerno de ciervo con el mejor aspecto posible. Estas plantas deben estar en la pared. Eche un vistazo al tutorial de Vitamini Handmade para saber cómo creó esta exhibición vertical.

 

Helecho cocodrilo

El helecho cocodrilo recibe apropiadamente su nombre por la textura de sus hojas, parecida a la de la piel de un cocodrilo, lo que le da un aspecto más interesante que el de un helecho típico. No es difícil de cuidar, en sí mismo, pero sí requiere cuidados frecuentes, lo que lo convierte en una mejor opción para alguien que tenga tiempo para nutrir realmente sus plantas.

 

Planta de aloe

Al aloe le encanta el sol y sólo requiere agua una vez a la semana, dejando que la tierra se seque completamente entre medias. Coloque su planta en una maceta alta que mantenga las hojas fuera de la mesa. Si se siente muy creativo, pinte una maceta redonda como una piña antes de añadir las líneas de aloe Across.

 

Árbol del dragón

Las hojas puntiagudas que crecen hacia arriba y tienen un contorno rojo hacen que el nombre de esta planta sea absolutamente perfecto. Pero la luz solar directa podría dañarlas, así que dé a este tipo algo de sol y algo de sombra. Las hojas llamativas combinan perfectamente con una maceta moderna.

 

Hiedra inglesa

Cuatro horas de luz solar directa (e indirecta durante el resto del día) y una humedad constante son la clave para mantener a su hiedra feliz. Ponga su planta en una maceta que le dé espacio para crecer o entrénela alrededor de una forma escultural para crear un topiario, como All Things Heart and Home.

 

Pothos dorado

Cuide el pothos con luz brillante e indirecta y riegos moderados (sin dejar que la tierra se encharque). El Blogger Little White Whale convierte una maceta de terracota estándar en una encantadora escultura, que aporta más impacto a la frondosa planta.

 

Plantas araña

La luz brillante e indirecta y los riegos ocasionales hacen de la planta araña una de las más fáciles de cuidar. Presuma de sus hojas curvadas con una maceta colgante para darle aún más dramatismo.

 

Bromelia

Esta planta tropical le perdonará si se olvida de regarla, ya que está adaptada para soportar las condiciones de sequía. Es perfecta para un solario, pero también puede utilizar una para dar vida al salón o a la sala de estar.

 

Palmera Kentia

La luz del sol y los riegos regulares mantienen felices a las palmeras de interior. Mientras que muchas otras requieren una alta humedad (poco práctica en lo que respecta a los interiores), la kentia requiere relativamente poco mantenimiento. Además, añade un gran dramatismo a un comedor.

 

Filodendro

Las hojas le dirán cómo cuidar esta planta de interior que va a todas partes (que necesita luz indirecta y riegos moderados). Si las hojas amarillean, está recibiendo demasiada luz; si son escasas, está recibiendo muy poca luz. Si se caen, le está dando demasiada (o poca) agua. Con el tiempo, aprenderá lo que necesita su planta.

 

Croton

 

Sus pintorescas hojas son una delicia para los ojos, pero tal despliegue requiere tiempo y paciencia. Esta temperamental planta ansía una humedad constante y uniforme y mucha luz, por lo que lo ideal es una cocina o una habitación con grandes ventanas. Tenga en cuenta que puede ser tóxica para las mascotas y los humanos, así que mantenga alejados a los amigos peludos y a los niños pequeños curiosos.

 

Gardenia

No hay nada como el embriagador aroma de las flores de gardenia, pero se requiere una atención especial para que aparezcan las floraciones. Necesita de 6 a 8 horas de luz solar directa y brillante (y las luces de cultivo no sirven), pero ¡qué opción más bonita para un vestíbulo!