digitalis purpurea

Un arma de doble filo, de planta medicinal a especie venenosa

Tiene la particularidad de ser un ejemplar bienal. Al año aparecerán los brotes, mientras al segundo se desplegará su alargado tallo. Este puede medir inclusive 2.5 metros de alto

Oriundas de los suelos europeos así como del noroeste africano se encuentra la dedalera. Los científicos la bautizaron como Digitalis purpurea es parte de las plantagináceas. Conoce el paso de la dedalera de planta medicinal a especie venenosa.

Crece también en las tierras asiáticas occidentales y centrales tiene un carácter herbáceo al igual que bienal. Entre el público general, se le llama cartucho, digital o chupamieles.

¿Dónde podemos encontrar la Digitalis purpurea?

En la naturaleza la encontrarás en áreas escabrosas. De igual forma, en quebradas pedregosas suelen crecer en tierras húmedas y silícicas. De forma muy rara crece en zonas calcáreas.

En territorio europeo crece con regularidad cercana a robles, hayas o abetos. En la península ibérica se halla en las proximidades del alcornoque o encina. Prefiere las zonas con ambientes templados, sombreados o parcialmente iluminados.

Podrás apreciar sus flores entre la estación veraniega y la otoño, todo dependiendo de las alturas en que esté.

¿Cuáles son las principales características de la Digitalis purpurea?

La dedalera tiene un ciclo bienal, al año aparecerán los brotes. Mientras al segundo se desplegará su alargado tallo que va entre 0.50 cm a 2.5 metros.

El tallo estará recubierto de folios sentados y arrugados Destacan por ser parcialmente púberes, serradas así como alternas. Su flora se concentra por racimos flotantes cilíndricos de inclusive cinco centímetros de longitud.

Sus pétalos pueden ser pajizos o rosado vibrante en la cara externa. Mientras que tienen un tinte purpúreo en la cara interna. Su florecimiento ocurre entre junio-septiembre originándose en receptáculos.

Las abejas son las encargadas de polinizar a la dedalera, por su parte el viento esparce sus semillas.

Requerimientos para cultivar Digitalis purpurea

La dedalera es valorada por sus cualidades decorativas. También en el campo de la medicina se le aprecia por su principio activo. Le benefician los ambientes templados, sombreados o con sombra parcial.

En cuanto a la tierra será mejor aquella de buena humedad y acidez. Sin ser invasiva se acopla a diferentes terrenos.

Efecto tóxico de la Digitalis purpurea

Los folios de la dedalera poseen una potente toxina denominada digitalina. Esta compromete al sistema cardíaco. Resultan en extremo venenosas al comerse, su principio activo se usa a partir del siglo XVIII para tratar males como la arritmia.

Semillas, flores y folios contienen digoxina y digitoxina que defienden a las plantas de los predadores. Su consumo puede derivar en la muerte. ¿Por qué? Debido a que aumentan el calcio presente dentro de las células.

En 1850 se descubrió que diminutas cantidades podían estimular al corazón. Sin embargo, cuando se consumía en cantidades mayores acababan por paralizarlo. La ingesta de los folios de manera esporádica se indicaba para regular el pulso así como para tratar la epilepsia.

También llegaron a recetarse sus hojas en casos de resfriado. Con el transcurso de las décadas, se empezó a descartar su empleo por ser venenosa. Para 1950 el peligro se consideró latente provocando que los expertos analizasen ¿qué tan fundados era?

Si bien ocurrían varios fallecimientos y 20% de las personas tenía complicaciones, se atribuyó a características propias de los pacientes. La segunda teoría era la medicación de cantidades erróneas.

Tras numerosos estudios se comprobó que la digitoxina resultaba tóxica en ciertas condiciones. En algunos casos bastaba la ingesta de tres folios para que fuesen mortales.

Ante los problemas para recetar las cantidades “perfectas” tuvo que descartarse su uso por completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *