Cicuta

  • por
cicuta

La cicuta, un poderoso veneno

En el mundo, a veces las plantas pueden ser armas muy poderosas y mortales, pero a la vez efectivas como medicina alternativa, tal es el caso de la Cicuta, también conocida como Conium maculatum, una especie de planta con una flor herbácea que forma parte de la familia de las apiáceas, que dentro de esta pertenece al género Conium.

Esta planta nativa de Norte de África y Europa, se caracteriza por crecer en ambientes frescos y húmedos, es decir, en arroyos, orillas de los ríos, campos de cultivo y en los bordes de caminos, es muy abundante al igual que la adelfa.

Pero resulta que la cicuta es un poderoso veneno, la cual fue utilizada en la antigüedad por los griegos para ejecutar a las personas que estaban condenados a muerte. Pero esta planta pasó a la historia por Sócrates, quien fue un ilustre personaje que falleció por beber una infusión de esta venenosa especie.

Sócrates, un gran filósofo griego, al ser juzgado por no reconocer a los dioses de aquella época y por corromper a los jóvenes, fue injustamente condenado a muerte tomando el poderoso veneno, Conium maculatum.

cicuta

El poder mortal de la cicuta

El principio activo más resaltante e importante de la cicuta es la conina, quien es el responsable de proporcionar efectos sedantes bastante pronunciados. Este poder lo han utilizado en el área de farmacología como anestésico local por vía tópica y como analgésico, en dolores sumamente intensos.

Pero hoy día su uso como medicina es muy limitado, porque se puede pasar de una dosis sanatorio a una tóxica en un abrir y cerrar los ojos y sufrir una muerte por cicuta.

Cabe destacar que toda la planta contiene sustancias sumamente tóxicas, por lo que puede inhibir el funcionamiento de todo el sistema nerviosos central ocasionando el “cicutismo”, es decir, convulsiones, coma, cianosis y midriasis. Por lo general este efecto inicia con cefaleas, reducción de la fuerza, vértigo y descenso de la temperatura del cuerpo.

Solo bastan algunos gramos de sus frutos para matar a un ser humano, tal y como murió Sócrates.

▷ Te interesa

👉 Adelfa – Una de las plantas más venenosas

👉 Todo lo que tienes que saber sobre el jardín

La cicuta como medicina

La Conium maculatum, como ya lo explicamos antes ha sido utilizada, como sedante para disminuir dolores muy fuertes y como antiespasmódicas. El efecto narcótico que esta contiene es muy parecido a la belladona y dura por más de cuarenta horas. Se ha aplicado para la neuralgia del trigémino, ciática y dolores reumáticos por vía externa.

Por ser un plante sumamente venenoso, no puede usarse por vía interna, ya que las gotas de su jugo podrían matar a una persona.

Sus principios activos de la cicuta

Toda planta contiene principios activos, la cicuta, no escapa de esa realidad, por lo que contiene alcaloides que son derivados de piperidina, es decir, cohidrina, cicutina o coniína, pseudoconhidrina y metilcicutina.

Ahora bien, la coniína tiene propiedades medicinales y la estructura química parecida a la nicotina, por lo que puede llegar a alterar el trabajo del sistema nervioso central mediante la acción de los receptores nicotínicos del activo de la acetilcolina. Es por esto, que la coniína en concentraciones muy altas, puede ser peligrosa para el ganado y los seres humanos.

Por más pequeña que sea la dosis que se consuma, puede de una manera muy fácil y rápida colapsar las vías respiratorias y ocasionar la muerte por su alta potencia.

La también conocida como cicutina, es capaz de causar la muerte a través del bloqueo de la unión neuromuscular de una forma parecida al curare, lo que conlleva a una parálisis muscular de manera ascendente con parálisis eventual de todos los músculos del sistema respiratorio que se traduce al fallecimiento de la persona por la falta de oxígeno al cerebro y corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *